Nuestra Misión somos todas y todos

Al momento en que se escriben estas palabras vivimos en el mundo una de las crisis que mayor impacto han tenido en la humanidad, una crisis provocada por un coronavirus llamado SARS-COV-2 que provoca una enfermedad llamada COVID-19 y que ha matado a cientos de miles de personas (a la fecha, más de 200,000). Su impacto no ha estado solamente en el sector de la salud, la economía de millones de personas se ha derrumbado por la falta de trabajo y la restricción esencial de quedarnos en casa para entre todos cuidar el impacto epidémico del coronavirus. 

Antes de que llegará el COVID-19 a nuestras vidas, estábamos preocupados por el calentamiento global, la pésima calidad del aire en las principales zonas urbanas del mundo, estábamos preocupados por la falta de energías renovables, estábamos preocupados por la incapacidad de políticos de todo el espectro para solucionar los problemas que a todos nos incumben. La falta de trabajo tumbaba la esperanza de muchos y la desigualdad social seguía campante y omnipresente. 

Al mismo tiempo en que llegó el COVID-19 a México, una oleada de mujeres salía de sus casas para protestar por una vida más segura, una vida más justa, una vida donde se aprecie el valor de su vida, tanto como se aprecian los monumentos que relatan nuestra historia. Estas mujeres, como siempre, nos inspiran y nos confirman el valor de nuestra misión y que esta, no es solamente por ellas, sino por todos. La inmensa mayoría de las mujeres en México y el mundo, sufren de violencia psicológica, ya sea en el espacio público o el espacio privado. La violencia psicológica, tiene como principal consecuencia la baja de autoestima de quien es víctima, y esto, disminuye el rendimiento, quiebra los sueños y destruye las aspiraciones de millones de mujeres en México.

¿Qué sería del mundo si esto no ocurriera?

Mucho.

De eso estamos convencidos, porque sabemos que, si seguimos así, el mundo va a seguir trabajando a medias y todas esas soluciones en potencia para el calentamiento global, la inseguridad, la falta de energías renovables, la desigualdad, la pobreza y de más que nuestro mundo, un mundo manejado por hombres, no ha podido solucionar, se quedarán así, en potencia. Nuestra misión es ayudar a crear ese mundo, ese imaginario seguro que les permita crear, desarrollar e implementar las ideas que seguramente nos lleven a todos y a todas a dar pasos muy necesarios para la humanidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.